Amazon Deals

sábado, 31 de enero de 2015

LA INNOMBRABLE, Alfonso Sánchez Arteche

LA INNOMBRABLE
De algún modo la ausencia nos asedia.
Tantas ausencias prendidas en el pecho
y en la mente el vacío de una ausencia total,
la que no duele en carne propia,
la ausencia propiamente dicha,
la dicha de ya no sufrir incertidumbre
¿Cómo pensarse no existiendo,
cómo sentir lo que tan solo uno presiente,
tan solo frente a la única absoluta verdad
que a ratos nos asedia?
Del que se va decimos pobre,
más pobre el que se queda
a la intemperie
bajo la helada mano del tiempo que araña
y tiende redes pegajosas
en el suspenso corazón del que recuerda.
Alguien está faltando en la procesión
de ausentes voces próximas
que nos aguardan detrás de una palabra.

jueves, 29 de enero de 2015

PAPALOTZIN, Benjamín A. Araujo Mondragón


PAPALOTZIN


La vida superior nos llena de colores,
ya la vivíamos desde el capullo
de nuestras utopías.

Somos un árbol
convertido en vida animal.
Gota de agua
que se derrite
por amor a las nubes.


Melodía de compases
y asonancias,
nuestras alas;
fragancia que dispara
sus olores arcoíricos
por lo ojos;
(hasta herirlos de vida)
...sinfonía de geometrías
y promesas
de que el tiempo y la distancia
se deshacen entre nuestras antenas
y el oyamel dormido,
pétreo,
que espera,
taciturno
que el amor
vuelva a repetir
el milagro
de la oruga.

LAS ALONDRAS, Xavier Coderch Vives (Barcelona, España)

LAS ALONDRAS

Las alondras plateadas que en tu llanto han nacido
sobrevuelan el puente que me enlaza a tu prado
voy tras ellas rezando pues quisiera a tu lado
enjugar esas perlas que han colmado tu nido

y cubriendo tu pecho envolverte en vestido
de caricias y besos como un manto encantado
que tu cuerpo precioso con amor perfumado
te transporte a unos goces que jamás has sentido…

Si eres luz yo soy brillo, si eres mar yo soy ola,
si eres letra soy libro y es por ti que estoy vivo
y en mi campo de trigo tú la dulce amapola

das color al destino que me tiene cautivo
al palacio divino que tu ser aureola
tiernamente amoroso y dulcemente lascivo…

Para San Valentín 2015

Xavier

CONJETURAS, Ronald Bonilla (Costa Rica)

Hoy puedo discernir
entre una hoja y su revés,
y evadirme de la ominosa liturgia,
ver a la flor y al gato ausente
y escuchar los trinos que también cumplen un ciclo.
Casi puedo hacer conjeturas
siguiendo el ritmo de los árboles
detrás del lastre del camino.
Toda tortuosidad,
toda sinuosa sombra
del atardecer,
todo crepúsculo que nos ahoga
hiende la saeta del ave
y la cabellera de una mujer morena
expande al infinito mientras corre.
Y se descorre el velo.
Casi puedo distinguir el verde, la simpar
garúa siempre impredecible.
Hoy me aboco a conjurar, improviso,
solicito que se restablezca tu mirada.
Yo estoy restañando entre los viejos zapatos
el dolor de ser descalzo
en los pedruscos, en los troncos ardientes,
en la infranqueable muralla
que no es culpa de tus poros.
No vuelvas a buscarme en luna lenta.
La tarde no tendría sentido
“si al fondo del paisaje”
no viene tu silueta a convocar
mi desenfreno a ciegas.
de mi libro APUNTES PARA UN GRAFITI
PREMIO UNA PALABRA 2013
EUNA 2014

TODA UNA VIDA

ZAMBA PARA OLVIDAR, Diego Torres

MADEROS VIEJOS, Ronald Bonilla (Costa Rica)



He pedido, Señor, que me levantes...
Acaso puedo prorrumpir que no amanezca.
No es posible que de la vendimia solamente
me quede un cascarón vacío,
las viejas maderas
renegridas
por donde pasaron los pies de las doncellas.
Nada que la sombra no diluya.
Hemos aprendido juntos
la convivencia del trueno.
Ya lo sabemos: amar no basta
contra la infelicidad.
Nos hemos lastimado,
pobres y omitidos por el viento,
¿quién nos dio esta ocasión de ser felices?
¿Podemos acaso convivir en las trifulcas,
la falta de fe, la nociva
esperanza sin asideros?
Yo estoy sentado donde no hay caminos.
Pienso en el dinero que no tengo,
en la corona insaciable del poeta
que no bebe, no canta, no estornuda,
me limito a expresar cómo te amo
y no te abrazo.
No brindo con el aire tu desnudez amada.
Estoy dolido en una esquina,
en la apariencia. Sudar la camisa
se tornó improductivo.
De mi libro APUNTES PARA UN GRAFITI
PREMIO UNA PALABRA 2013
Editorial de la Univ. Nacional, 2014

REPARTO DE ALAS, Raquel Rueda Bohórquez


REPARTO DE ALAS

Estaba el ángel repartiendo alas
Le entregó a la vida un gajo de rosas
Y el perfume de un lirio, cualquier mañana.
Estaba el ángel caminando sueños
Y mi niño volaba... dormitaba en tierra
Un amor le crecía el corazón como un aguacero.
Estaba el ángel repartiendo alas
Dos violetas del cielo bajaban
Y fue atroz el instante de sus ojos claros
Sin saber qué hacer, ni cómo las colocaba…
Estaba el ángel repartiendo alas
Como una centella bajó y lo cubrió de galas
Contentándose con el color de las rosas
Y el vuelo leve de las mariposas.
Lo sé... estaba un ángel repartiendo alas
Y en ese reparto se elevó mi niño
Con mágicas galas de violetas tintes
Dejando vestida de blanco una alcoba
Que lloraba mares profundos
Bajo la sombra de su recuerdo
Que al viajar dejaba…
Raquel Rueda Bohórquez 

Barranquilla, enero 28/01/15

¡¿QUÉ TIENE LA LUNA PLENA?!, Beatriz Ojeda


¡¿QUÉ TIENE LA LUNA PLENA...?!

¿Qué te dice la luna, luna plena?
¿Qué te dice?
que está cruzando los océanos
que no respira la mañana
porque está triste
porque no ajusta sus horarios con el sol
y no se encuentran
y no se viven.
¿Qué te dice la luna, luna espina?
¿qué te dice?
que tiene sueños de azucenas
que no se atreve a darle un beso
al sol que ama
que no se borra su presencia lujuriosa
y no respira
porque es espina.
¿Qué te dice la luna, media luna?
¿Qué te dice?
Que está muriendo con la sombra
que no se mira en el espejo
porque no siente
porque no agita la noche su llamado
al sol que duerme
y no despierta.
¿Qué te dice la luna, negra luna?
¿Qué te dice?
Que se ha olvidado de la risa
que la agonía la ha dormido
porque no muere
porque no hay sol en su ventana
y ella se acuesta
y no despierta.

BEATRIZ OJEDA

DERECHOS RESERVADOS

miércoles, 28 de enero de 2015

MANSA PASIÓN, Benjamín A. Araujo Mondragón

Mansa pasión
la del corcel que corre sin parar;
¿mansa?
Pasión insana:
bruta, insensata y que responde sólo a la naturaleza.

Así es mi amor por tí,
mujer preciosa:
primero pasión callada,
dulce, mansa, silenciosa:
pero que crece como la yerba
luego de un aguacero.
Luego:
pasión insana,
como ahora
que sólo alojo en mi corazón
deseos irrefrenables.

PROSAPIA, Benjamín Adolfo Araujo Mondragón

PROSAPIA

En el momento justo de la hoguera,
tus voces me reclaman más acento.
Pienso que desbarranco, y no miento,
cuando miro trazar a ti la hoguera.

Quiero tener la prisa en la frontera
del firmamento fiel que es tu tormento.
Para anunciar que soy a quien tú quieres
y que no lo predicas  falaz, como una fiera.

ALBA, Benjamín Adolfo Araujo Mondragón

 ALBA

Las mañanas son densas,
sombrías,
retardanzas de ayer;
fríos amaneceres
oscuros,
lóbregos;
como un paso de danza
malaprehendido
mal representado
nunca conseguido.

Pese a todo las mañanas
son deseadas,
esperadas con temblor
en los ojos y en la esperanza.

Nunca más a la noche:
dicta la mañana
cuando aparece en el horizonte
y clama al desierto de lo no sucedido.
Pareciera reclamar más luz,
mucha luz,
montañas de asombro por
el deslumbre convertido en gozo.

Bienvenida la espera.
La mecánica espera, bienvenida.
La dicha es mucha