Amazon Deals

viernes, 30 de octubre de 2015

SU AMANTE PREFERIDA, JUlián Melero

Su amante preferida



La felicidad del día es cuando la noche respira
la confianza en el sueño es destino de deseo.

El te quiero
no es más que el sentido del compañero
en el desafío por encontrar la felicidad del día
después de una noche escondida
rendida a los pies de la luna
que no llora ni clama
por ser destino de novia apagada.

Capricho del esclavo
que la ama durante el día
y la alumbra en la noche
por ser su amante preferida.

©Julián Melero



DOS, Miguel Alcantud Cayuela

DOS
En las mágicas horas venideras
regresaré a las eras de tu cintura
para buscar el rosa de tu desnudo
en el mudo equipaje de mi locura.
Nos dejarán las dudas de la mano
cuando el lejano apetito nos convoque
y el delito nos cure en los regazos
y los abrazos consientan que te nombre.
Hombre y llano,
hembra y monte.
En los planos de tu estepa me haré piedra
donde pueda la aurora edificarme
y buscaré en tu carne la paz que me reniega
y te nombra en mis tiempos sin nombrarte.
Hombre y parte,
hembra y todo.
A tu modo será que haremos horas
para romper en bocas los segundos,
para crear los mundos y las cosas
y creer en pasados y en futuros.
Hombre y surco,
hembra y rueda.
A tu vereda acudiré libre y desnudo
para pedirte vestirte de quimera
y conseguirte fruto a fruto, beso a beso;
saborear el gusto de la espera
y hacerme injusto en el reparto,
tenerte tanto como tu entraña quiera
y encerrarte en mi abrazo a cal y canto.
Hombre y tierra,
hembra y cielo.
Hacerme verdadero entre tus labios
a salvo de tinieblas y lamentos,
que sientas que te siento y me envenenas
con tu boca temprana y tu temprano cuerpo
y este deseo inmortal que nacerá mañana
cuando vuelvas a estar entre mis dedos.
Hombre y mar,
hembra y viento.
Autor: Miguel Alcantud Cayuela
Fotografía: de la red
Derechos reservados.

martes, 27 de octubre de 2015

ENTRAD..., relato de Benjamín Adolfo Araujo Mondragón

Entrad, entrad; entrad y ved; mirad oler tocar, cantar, sufrir, gozar. No es momento de esa luz apagar. Encended, encended iluminad. Mirad. Todo brilla y se toca con los ojos del cerebro. Lo celebro. Lo gozo. Es sublime este momento. Iluminado. Tentado por las cosas que susurran al oído los secretos tan vitales, tan simples y complicados como sólo es la vida...

domingo, 25 de octubre de 2015

CHILANGOS, ()

Chilangos

Jalados por caballos...
de fuerza
y no por perros,
cuántas horas de ruta,
cuántas grietas,
cuántas llegadas rasantes,
cuánto cabrón, cuánto pendejo
tropezándose
antes de tomar un frágil descanso,
bajo techo,
para salir a rajársela
a una intemperie
a muchos grados sobre cero,
donde el asfalto puede
hundirse en los temblores,
volverse lodo, ceder al lago
y sacarnos los corazones.



(De Los árboles que poblarán el Ártico, publicado por ERA/UNAM en 2012)

NUEVE, Gorcho Versolari

domingo, 25 de octubre de 2015

Nueve (De "Poemas Anagógicos")



Un nueve grande como el sol
gravita desde un cielo verde.
Nos recuerda
el sentido cualtitativo de los números
por el cual todos somos nueve,
y no ocho
y no diez,
aunque el número celeste los encierra
por implicancia,
 por analogía;
y te digo:
déjame gozar el nueve
que brilla en un firmamento oscuro;
luna con rayos; recuerdo
de la época del pan;
y te digo:
déjame gozar el nueve;
deja que te vea 
cubierta de curvas y silencios,
trepando descalza los rulos de la cifra
que cerca de la aurora
preñará de seres lustrales y vacíos
las estrellas.

Gocho Versolari

Ilustración: wild_cat_by_alfred_georg

miércoles, 21 de octubre de 2015

NOCHE SILENCIOSA, Trina Lee de Hidalgo (Venezuela)

 NOCHE SILENCIOSA

Noche silenciosa
en plena penumbra.
Rayos de la luna
a mi faz, alumbran.

Mis ojos te exploran
entre denso frío.
Los búhos entonan
sonidos sombríos.

El espacio observan,
sus ojos grandotes
entre resplandores
y tupidos montes.

Pasan sigilosas
las fieras salvajes
y el miedo se oculta
entre los follajes.

La luna coqueta
la montaña besa,
y ésta la mima
con gran gentileza.

Se abre anchuroso
el amplio camino
y cada quien pasa
junto a su destino.
 
Trina Leé de Hidalgo
Derechos reservados
Marzo 2015

INÚTIL CUERPO, Carmen Amarilis Vega Olivencia (Mayagüez, Puerto Rico)

Inútil Cuerpo

Ya no estoy.
Me fui disolviendo en los espacios de mi infinita soledad.
Me voy colocando de a poquito en cada hoja,
en pétalos de flores amarillas y de lirios.
Me desgasto cabalgando en amores.
Fuertemente me perdí en mi amor primero,
Dejé mi cal  en muchos labios nuevos,
y los destellos de mi alma joven
se disiparon en los espasmos de otros amores viejos.
Ya no estoy,
Y de momento siento el vacío de mi cuerpo.
Se percibe el espacio que me habita
y desvanezco en el espiral de mis recuerdos.
Rotos recuerdos de glorias pasajeras,
como pasajeros fueron los cristales verdes
colocados en mis mágicos cofres de ébano.
Ya no estoy
pero me llevo conmigo mis poemas,
la risa loca que salía de mi boca,
la ternura de mis manos frustradas de cariños tiernos,
los pies conocedores de mis rutas,
antiguas rutas de pasadizos fluorescentes
donde un día colocarán este cuerpo
con esta inútil soledad del ser.

Carmen Amaralis Vega Olivencia

AL POETA VIRTUAL (Para Rosemarie Parra), Trina Mercedes Leé de Hidalgo (Araure Portuguesa, Venezuela)

AL POETA VIRTUAL

(Para Rosemarie Parra)


Desde distintos confines,
llegas a mi con afecto,
entrecruzando palabras  
y la belleza en los versos.
Surge la admiración,
el cariño y el respeto,
mientras se van expresando
variedad de sentimientos.
Se canta al hombre del día
en su lucha ardua y larga.
a la injusticia social
que al poeta  duele tanto
y de tristeza lo amarga.
 Al niño inocente y tierno
con la blancura de armiño,
necesitando el apoyo
y las muestras de cariño.
A la natura grandiosa
 cúmulo de maravillas
constante y eterno motivo
de sublime inspiración
desde la luna que asoma
 bajo el cielo nocturnal
o la simple Margarita
cuyos pétalos deshojados
en las cuestiones de amores
tiene significado especial.
A todo lo que refiera
amor y conservación
 dedicado al medio ambiente
 o a su excelso creador
o cualquier otro motivo
para el poeta especial,
 cuyas letras van dejando
un mensaje y enseñanza
 despertando la conciencia  
o formas de razonar.
incentivando el dar,
el querer y la confianza,
obviando la vanidad  
y los sentimientos vanos
que en un momento cualquiera,
dominan al ser humano.
Es el poeta virtual
el que aun sin percibirlo,
viaja a través de internet,
tiene infinitos amigos,
siembra cariño y amor,
especial correspondencia,
y aunque nunca nos veremos
 o nos lleguemos a dar  
un fuerte apretón de manos
dejamos huellas profundas,
gracias al divino don
 que en nuestro ser albergamos.
Trina Leé de Hidalgo
                                     Derechos reservados

¿QUÉ PASÓ?, María Beatriz Vicentelo (Lima, Perú)

¿QUÉ PASÓ?

El carácter prepotente y sexista
fue sica que trozó actitudes sordas
Nada valió mi amor casto de niña
ni mil besos brotando de mi boca.
Eras rey con rocíos de fantasía
regando mis pétalos en corola,
y la nota vibrante de tus liras
encantó los suspiros que enamoran.
El recuerdo ve, tiempos de alegría
reconociendo un baúl lindo de horas
y entre trinos de mirlos que se oían
reposaba en mar nuestra pasión loca.
Mas, no sé qué pasó con nuestras vidas
¡Amarnos tanto!...Para quedar sola.
Beatriz Vicentelo 20.10.15
Derechos Reservados

EL FRUTO VERDE MADURO, J. Jesús Ibarra Rodríguez (México)

EL FRUTO VERDE MADURO
Tomó de la fuente de los dolores,
y era devorado por el calor del amor,
todo esto le causaba gran temor,
para amar le faltaban razones.
De pronto brillaron sus apagados ojos,
al cultivar mas el alma que el cuerpo,
y un inmenso y maravilloso sentimiento,
se lo dio una linda mujer de labios rojos.
Lo acorraló la dulce y tranquila ternura,
y su ardiente impaciencia se apagó,
el delicioso fruto verde maduró,
y lo alegraron los rayos de la luna.
Atardecía en el opalino horizonte,
y poco a poco se oscurecía,
el azulado mar enegrecía,
y se oía  el canto de un zenzontle.
En un camino largo y oscuro,
lleno de yerbas secas,
rodeado de grises piedras,
viajaba llevando cariño puro.
Ya no existió el desaliento,
ni rodaban esas lagrimas,
que descendían por sus mejillas,
sobre canales hechos largo tiempo.
En un espejo de agua zarca,
se perdió su mala vida,
y una mañana con neblina,
llegó la doncella mas querida.
J.Jesús Ibarra Rodríguez.
DC.UHE.
D.R.México.2012.

martes, 20 de octubre de 2015

CERCA DE TÍ YA ESTÁ, Benjamín Adolfo Araujo Mondragón (Toluca, México)

CERCA DE TÍ, YA ESTÁ
Cerca ya está,
viene la muerte a galope;
viendo bien a ver si está
al que le suelte buen golpe.
Cerca viene y está fuerte
si lo miras de ese modo
quiere ver a un valiente
que le ponga un buen apodo.
La muerte es franca y sincera
y se derrite al mirarte
no vaya a ser que te quiera
y hasta pueda hoy llevarte...