Amazon Deals

lunes, 4 de enero de 2016

EL TÚNEL BDE LA VIDA, Benjamín A. Araujo Mondragón

EL TÚNEL DE LA VIDA
UNO 

Vamos boga que boga por la vida,
como entrando en un túnel sin fin
ni primavera; túnel fascinante, y 
hostíl; túnel imposible de evitar
digno de toda subida y tropezón.

DOS
Vamos pasito a paso por el túnel
con la boca aterida y sollozante
por no conocer que hay en el paso
siguiente y subsecuentes; por no
saber siquiera si tiene fin o nunca
se termina. Túnel que te hipnotiza
es esta vida; túnel de gran sorpresa
y sobresalto; túnel de gran placer
pasito a paso; boga que boga al fin
por sus placeres; gimes de alegría
y de placer; de dicha y de quebranto;
sollozas y murmuras inapropiadas
voces que conviertes en sapos,
lagartijas, mounstruos no vistos,
ni concebidos por ningún ojo
humano, ni sobrehumano,
divinidades impropias de ser alguno
que habita en estos túneles y
excavaciones sólo dadas al gozo
infernal, animal, inhumano tal vez:
que digo: placeres no propios
para los infortunados, dixit...

TRES
El túnel pienso a pienso me provoca decir necedades inmundas; no obstante, camino y gozo en él. Descubro, paso a paso, piso a piso, pozo a pozo, que es sólo un juego de la Divinidad con sus creaturas. Más nos vale soñar en otras oquedades, Más nos vale no caer en pensamientos gélidos, ni demasiado cálidos o infernales.Pienso, luego camino sobre ese túnel que es la vida. Veo guerras incesantes, incontrolables guerras, lucha intestina por los dineros infames que a nada conducen, sino a otras guerras. Todo habla de finales, pero éstos nunca llegan. Parece un cuento cruel contado a los infantes para hacerlos sufrir.
¡¡¡Ah el Túnel que habito!!! Túnel de mis necedades, túnel de mis sueños y pesadillas. Túnel que me he merecido para bien o para mal. Más nos vale no torcer el camino, pues el túnel será de acuerdo a tus turbios o claros pensamientos.
¿Acaso hay húmedad en lo que digo? ¿Hay un desierto habitando mis palabras? ¿Se secan las ideas con lo que pienso y digo?¿Hay acaso novedad o sorpresa en mis palabras? Sólo tiemblo al pensar que estar encima de este planeta no ha sido un accidente. Si lo es: ¿habrá quien nos destierre de él? ¿acaso hay quién nos salve? Si no es así, y seguramente será en ese sentido más nos vale tomar una esperanza. Vestirla de fiesta con nuestros pensamientos. Desarraigarla de su desnudez. Y habitarla entera. ¡Eso que digo es fe? Me carga la chingada...

CUATRO
Camino tras camino en el túnel se adentran las ideas. Los sueños se aqlborotan. Saltan de su gallinero las palabras. Se despluman las metáforas. No hay silogismo posible en lo que digo. La locura es un santo en la montaña; un eremita que grita en el desierto...

CINCO
El túnel espera y desespera
cuando ve que lo habito.
A cada quien su tú túnel,
a cada sus sueños, cada
sueño y fortuna tienen un
sólo dueño o dueña; según
de quien se trate...a cada cual
lo habita una locura inmensa
y lo procura. El túnel es por si
acaso una desesperación grave
o aguda; según el caso, y no
caso alguno con replica o
copia fiel, porque todos somos
un universo invisible a las copias
imposible de fotocopiar o de
redimir por tonterías impresas
por nuestra mente o sueños.

SEIS
Más vale ir con un bastón largo
por el túnel pues éste puede
ser de improviso muy poco ancho
y tropezar es factible aunque
no lo pensemos. En el túnel
se advierte si soñamos lo abstracto
o lo concreto; si lo primero, vuelas;
si lo segundo, puedes acariciar
los bonos del avaro; pero más
vale, en uno u otro casos, ser
humilde y sencillo con nuestros
congéneres, nuestros prójimos
o nuestros enemigos...¡¡¡sea!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario