Amazon Deals

viernes, 17 de julio de 2015

Dos poemas dos de Kike Gómez (Colombia) MALOS HÁBITOS y POSTRE PARA CUERVOS

MALOS HÁBITOS, 
Kike Gómez

Ten miedo de la chica
de jeans ajustados
y chaqueta de lana,
Las uñas negras postizas,
su tatuaje de rosas en la manga
y la calavera y golondrina
que yacen en su seno...
Se llevará tu temor de dios,
-si tenías alguno-
y llenará el espacio
con canciones melancólicas.
Te amará en una tina de porcelana,
fuera de todo sacramento,
dentro de agua jabonosa y té verde.
Elegirás entre Lautreamont y García Lorca
en cubiertas duras o en seda y vinilo
mientras le reciclas su aliento
dulce, cubierto por quemaduras de marlboro.
Resbalarás sobre nirvanas de carbón
mientras comen chocolates de moral dudosa.
Te hará llegar tarde al trabajo
entre toallas mojadas y zarcillos perdidos
en las mañanas, en tu piso de linóleo.
Hará que quieras recitar en francés,
bailar jazz sobre rascacielos de vidrio,
escribir, y escribir sonriendo
e incluso, escribir para la tv.
Pensarás asesinatos fortuitos
para recrear sus orgasmos blancos
con intensidad similar.
Mas luego, te preguntarás varias veces,
entre el perfume de oscuridad humeante
que cubre la madrugada
y esos instantes de lucidez matutina...
¿Pintaría Dalí para ella
semejante cuadro de absoluta dependencia?
¿Ha creado ella esta obsesión
por fresas salvajes
a la víspera de un Ginebra?
Quizá sea lo que ella se ha llevado
lo que le hace humano...
¿No crees que has puesto en trueque
ya demasiado?
Mejor relájate compañero,
Y ten miedo, pues prendiste un cigarrillo.
Kike Gómez
Julio 2015


POSTRE PARA CUERVOS,
Kike Gómez
Otra vez, fui degollado
aunque hoy no llueve
para calmarme la pena.
Silencio de mercurio,
con mi garganta cortada
yo te respeto,
pero he de ultrajar
en tu lugar, un cuaderno.
Quiero escribir
hasta que el papel se rompa,
depravado y sangrante
más no será mi sangre...
Que este sea un testamento,
una férrea sentencia!
quiero borrar tu perfume,
que no existan lazos
en tu futuro y el mío
que mi presente se desintoxique
de tu existencia
y que se rompa tu recuerdo
en más pedazos que mi alma...
Que no seas nada,
que no quede nada!
Y al tiempo perdido
he de darle sepultura,
mas a tu cadáver,
si te atreves dejar uno,
me permitiré el lujo
de verle partir
en el vientre de los cuervos..
Kike Gómez
Julio de 2015


No hay comentarios:

Publicar un comentario