Amazon Deals

lunes, 6 de julio de 2015

TROPIEZOS, Benjamín Adolfo Araujo Mondragón

Atraso tras atraso,
me tropiezo,
caigo, 
pero me levanto
y miro al horizonte.
Nada de lo que pasa
aquí me es ajeno.
Nada parece extraño
y sólo el horizonte
aparece detrás
de mis hombros
muy lejano
y no tanto.
Así es la vida:
atajos de por medio;
el suelo no es parejo
pero es de mi agrado:
luchar,
caer
y levantarse.
Sino, ¿qué chiste?
¡¡¡Esta es la sal de la vida!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario