Amazon Deals

viernes, 2 de octubre de 2015

QUE LA MEMORIA NO OLVIDE, Yabel René Guadarrama Rivera (México)

QUE LA MEMORIA NO OLVIDE

Recordar cómo fue
evocar nombres, lugares,
fechas, batallas
y sentirse orgulloso de ser mexicano
aunque se hable a medias
de las luchas de antaño.
No como fueron en realidad
sino como el estado
nos las ha querido contar
Esas luchas que la oligarquía
en los libros de historia patria
ha secuestrado pero presume
en el nombre de calles y escuelas,
en la imagen del papel moneda,
en monumentos, en plazas y parques.
Rememorar nombres, lugares,
fechas, batallas y sentirse orgulloso
de ser mexicano
aunque se hable a medias
de los héroes que patria o no patria nos dieron:
Cuauhtémoc y Cortés
Hidalgo e Iturbide
Margarito Zuazo y los Niños Héroes
Díaz y Madero
Zapata y Carranza
Villa y Obregón
Cárdenas y Calles
… … …
Y con ello dejar que la vida continúe
sin detenerse en los recovecos
de la memoria que nada habita
para conmemorar las luchas sociales
de otros tiempos.
Beber a la salud de los héroes
que forjaron esta patria,
festejar sin impedimentos
aunque de la historia verdadera
se conozca poco.
Hacer todo por complacer
a la camarilla que gobierna
y que a través de partidos políticos
y medios masivos de difusión
festeja el hecho de ser “mexicanos”
en este mundo globalizado.
¡Que bella muestra de respeto al neoliberalismo!
Aunque en algún momento
tendrá que llegar el desasosiego
para mostrarnos el rostro de lo previsible:
Un país de cabeza
donde la delincuencia organizada
y la de cuello blanco
se han robado la esperanza.
Hombres y mujeres
viviendo con la certeza
de que la inseguridad acecha
en cualquier esquina.
Y mientras el estercolero se acumula
el recuerdo del 2 de Octubre de 1968
y del jueves de Corpus permanecen en la memoria
junto con el recuerdo
de 43 normalistas sacrificados,
de las mujeres violadas en Ciudad Juárez,
de los adolescentes desaparecidos en Cocula,
de los campesinos y defensores de derechos humanos
vejados por los que ostentan el poder,
de estudiantes, maestros, jubilados
y obreros criminalizados.
La sangre de todos los agraviados,
de todos los muertos,
el llanto de viudas y huérfanos,
de padres que perdieron a sus hijos,
habrá de mutar en rebeldía
como hace cien o doscientos años
para elevar un grito hasta el cielo
para romper el silencio y gritar en cascada:
¡Libre es México!

Yabel René Guadarrama Rivera.
Capulhuac de Mirafuentes, México 28 de noviembre de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario