Amazon Deals

miércoles, 5 de noviembre de 2014

LA POESÍA ESTÁ A LA VUELTA DE LA ESQUINA: Daniel Montoly

Negación en primera persona
Para empezar, no soy poeta
y esto no es
un chantaje emocional
o una licencia
para ser excéntrico.
Me preocupo
muy poco
por las marcas, los rótulos
o los prefijos propios
del ambiente.
Ando más
por mis manchas
que por las estrechas
aseveraciones
del oficio. Escribir
no tiene por qué
ser tan complicado
como tratar
de arrancarle un pelo púbico
a Dios, o despojar
a una monja
de sus hábitos
manipulando una granada
con el cuidado
de una joven señorita.
El artificio es artificio.
¡Que quede claro!
Esto lo sabe el profesor
de estudios creativos,
el haragán,
el que se pretende loco,
como también
lo sabe el crítico:
Poesía es poesía. No
gritar alto
manoteando al viento
para impresionar
al ignorante. Digamos
que “otro quiniento”
es escribir como un disparo.
Una bofetada
de sorpresa
por una palabra, un golpe
de belleza
que nos deje aturdidos.
Pero todo no es arte.
Hay que sudar bien los codos,
bueno, mejor el cerebro
al cien por ciento, y como los poetas
Lamborghini y Granda
dejarse un poquito del hígado
en las páginas, y una pajita de sucio
sobre el blanco
del ojo izquierdo.
Fuente de la imagen: www.elortiba.org
Y

1 comentario:

  1. Siempre es un placer poder leer tus escritos y tus poemas profesor de las letras, un grande abrazo desde España hasta Toluca en Mexico.
    Eloy Guzmán.

    ResponderEliminar