Amazon Deals

miércoles, 7 de mayo de 2014

POEMA A UNA HIJA, Myriam Jara


ARGUMENTACIONES (Dedicado a mi hija Jazmín, hoy madre ella)



A veces siento que la soledad me pesa,
A veces  observo con los ojos húmedos,
A veces quiero huir del planeta,
A veces me aíslo y no puedo ver más,
A veces extravío la dosis de confianza.

A veces siento el peso de la triste humanidad,
A veces mi espalda se arquea y se aflojan las piernas,
A veces creo que estoy enloqueciendo,
A veces me rindo, desisto de pelear,
A veces dejo de creer en el  prójimo.

Son esos días en que pierdo conexión
Con mi propio yo, con mi otredad.
Momentos fugaces que duelen,
Instantes de agobio que laceran el alma,
Segundos que aprecio como eternidad.


Sin embargo, te miro a los ojos,
Y hay tanta pureza, tanta fragilidad.
Escucho tu llanto, potente, exigente,
El deber me llama,  tengo que atenderte
Porque no podrías subsistir sin mí.

Porque necesitas mi leche materna,
Porque te hacen falta mis brazos,
Sentir el tamborileo de mi corazón,
Porque me elegiste y no puedo evadirte,
Porque eres mi sangre, porque soy tu madre.


Entonces revierto, me sacudo el miedo,
Retomo el coraje de seguir viviendo.
Le doy la espalda a los sinsabores;
Me digo y te digo, que vale la pena,
Que a pesar de todo, no es útil la queja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario