Amazon Deals

miércoles, 6 de agosto de 2014

MARGUERITE DURAS POR SOFÍA G. BUZALI, Daniel Cisneros

Literatura
Entrevista   Mujer   
Sofía G. Buzali se sumerge, a través de una biografía novelada, en el mundo de una escritora que luchó para dejar su adicción al alcohol, que fue pareja de alguien 40 años menor y que, en sus libros, retrata la soledad femenina.
Daniel Cisneros http://www.delargoaliento.net/images/cierre.jpg

Sofía G. Buzali acaba de poner en circulación la biografía novelada Marguerite: intensidad y dolor de una vida (Lumen), donde aborda tanto las abundantes creaciones literarias como las cinematográficas, los amores, la soledad, la dependencia alcohólica y, en general, el drama personal que envolvió el andar por el mundo de Marguerite Duras (Vietnam, 1914-Francia, 1996).
“Desde que leí sus novelas El amante y Un dique contra el Pacífico, Marguerite Duras me sedujo por su forma de narrar y se convirtió en una de mis escritoras preferidas –nos dice Sofía G. Buzali–. A partir de ahí cualquier libro que sacaba estuvo en mis manos. Dicha fascinación por su obra me llevó a escribir esta biografía novelada sobre ella.”
Otras de las novelas de Marguerite Duras son Moderato cantabile, Los caballitos de Tarquinia, La impudicia y El marinero de Gibraltar:
—Los temas que motivan sus primeros libros son su infancia, su vida en Indochina y la relación con su madre. Pero, poco a poco, va encontrando aquello que regirá toda su escritura: un mundo donde aparecen mujeres que, independientemente de que estén casadas, solteras o enamoradas, se mantienen inmersas en una soledad que las orilla a beber, fumar o a conocer hombres en bares.
Marguerite Duras también se desarrolló como directora de cine. De hecho, algunos de sus filmes son Los niños, El camión, Días enteros entre las ramas y Noche negra en Calcuta:

—En un momento dado le proponen adaptar al cine sus libros Un dique contra el Pacífico y El amante. Pero cuando los filmes salen no le gusta la manera en que manejan a los personajes. Entonces opta por hacer sus propias películas. Es así como diseña un lenguaje cinematográfico en el que hay erotismo y, muchas veces, ausencia de diálogos para que sobresalga la imagen o la música.
¿De qué manera su biografiada se volvió dependiente del alcohol?
—Ella llegó a mencionar que tomaba cerveza desde muy joven –responde Sofía G. Buzali-. Sin embargo pienso que no es que en alguien se genere una adicción, sino que ya se tiene una personalidad adictiva. De tal suerte que, al igual que en el caso de Marguerite, se utiliza el alcohol como una fuga emocional para sobrevivir.
¿Qué significó para ella ser internada en un hospital donde le realizaron una desintoxicación alcohólica?
—Estuvo internada en tres ocasiones y, seguramente, debió haber sido muy difícil porque enfrentaba luchas tremendas para dejar el alcohol. En algunos momentos lo logró y, en otros, no pudo. Y aunque constantemente recaía, nunca abandonó la escritura que, de algún modo, la impulsaba a seguir adelante.
Finalmente, ¿cómo fue la relación amorosa entre esta escritora y Yann Andréa Steiner?
—Me impresionó demasiado esta relación porque me dije: “Es una mujer libre que posee el valor de estar con alguien bisexual que, además, es 40 años menor”. Él se enamora de ella por la forma en que escribe. Y a pesar de que viven momentos de gran felicidad, también llegan a tener muchos conflictos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario