Amazon Deals

lunes, 8 de septiembre de 2014

UN BREVE APUNTE SOBRE EL CONFLICTO ISRAEL-PALESTINA, Miguel Ángel Aguilar Mancera

UN BREVE APUNTE SOBRE EL CONFLICTO ISRAEL-PALESTINA

Share Button
@medicencocu
I. El origen del confilcto
El conflicto entre el estado de Israel y Palestina tiene su origen en algo tan frágil y carente de sustento como lo es la Biblia, libro sagrado para cristianos y judíos. Se supone que las tierras donde ahora judíos y musulmanes disputan su potestad, son aquellas que Dios había otorgado a su pueblo elegido, los judíos.
Años después, cuando los judíos fueron obligados a dispersarse por el mundo, los que, para ni complicarnos las cosas, serían los antecesores de los palestinos se establecieron en aquel lugar. A alguien, temprano en el siglo XX, se le ocurrió que los judíos debían volver a Eretz Israel y establecer un estado judío. En 1947, la ONU decidió establecer un mandato británico en Palestina, otorgándole más de la mitad del territorio de Palestina a los judíos.
Ello, en gran parte por cuestiones religiosas, no agradó a los países islámicos que rodeaban la región, por lo que al poco tiempo decicidieron atacar al recién nacido estado de Israel. Israel debió fortalecerse y soportar los diversos embates de, en su momento, Egipto, Siria, Líbano y Jordania, entre otros.
Los palestinos, por su parte, fueron marginados. Expulsados y, pese a una resolución de la ONU, Israel les impidió regresar a sus hogares. Esa es la realidad de la gente de Gaza y Cisjordania, son refugiados, otrora habitantes o descendientes de habitantes del territorio de Palestina expulsados por Israel. ¿Por qué? Porque éste debe ser, según las bases de su concepción, un estado judío, y la población árabe musulmana pondría en riesgo esa hegemonía.
II. Las bombas de Gaza
El pasado fue, según relatan medios de todo el mundo, uno de los fines de semana más brutales y sangrientos del conflicto. Israel, sin misericordia alguna bombardeó Gaza, matando a más de 600 palestinos, entre ellos niños. Lo curioso es que, según dijeron, Israel estaba adoptando medidas de defensa. Se tomaron muy en serio eso que se dice en el futbol: que la mejor defensa es el ataque.
Palestina también ataca. Hamas, una organización terrorista con fuerte presencia y gran poder político en Gaza, cuyo objetivo parece ser destruir al estado de Israel, ha sido responsable de muchos ataques, con lamentables resultados también.
El conflicto, como bien lo menciona el colega Salas, va mucho, pero mucho más allá de lo religioso. Hay factores políticos, que van desde las políticas de extrema derecha de Benjamin Netanyahu -que tiene colegas de ideología como la brillante parlamentaría israelí que dijo que había que matar a todas las madres palestinas, vaya gente pendeja-, hasta las abusrdas ideas políticoreligiosas de Hamas, pasando por el ya conocido romance entre Estados Unidos e Israel y la ONU que, parece, está atada de  manos en este asunto.
No se trata de, como algunos intentan, encontrar quién tiene la culpa. Lo grave es que, como en el ajedrez, los que pierden primero son los peones. Cientos de miles de ciudadanos judíos y palestinos asesinados ante los horrores de la guerra sin fin. Miles de familias destruidas por “planes de defensa”. Una masacre sin precedentes con un dolo aterrador.
Un conflicto que, aunque suene trillado, no parece tener solución. No mientras los países musulmanes sigan queriendo con todo ímpetu destruir Israel. Y no mientras Israel, con algo que pareciera ser odio, decida acabar con los palestinos que moran los límites de su absurdamente construido estado.
A Israel habría que criticarle que es quien tiene las de ganar y, por ello, debería poner más esfuerzos en subsanar las heridas. Y también criticarle que ahora David se haya convertido en Goliat, un Goliat que bombardea indiscriminadamente.
Foto: EFE
The following two tabs change content below.
Miguel Angel Aguilar Mancera

Miguel Angel Aguilar Mancera

Toluca, 1992. Cuando era niño quería ser futbolista o piloto de carreras, pero se dio cuenta que lo único que hacía bien era escribir. Estudia Comunicación en la Universidad Iberoamericana y es corresponsal de la agencia EFE en México. Con experiencia en medios digitales desde 2006. Fundador y director editorial de Revista Malinche. No le gustaba nada de lo que había y decidió crear su propio medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario