Amazon Deals

martes, 2 de septiembre de 2014

LA BATALLA DE LOS ARLEQUINESm Oswaldo Mejía

LA BATALLA DE LOS ARLEQUINES" (Tríptico)

Ilustraciones y prosas de Oswaldo Mejia 

(Derechos de autor, protegidos).



RECUERDA LA MONEDA BAJO TU LENGUA

Vienes desde muy lejos Likaón, de lugares que no recuerdas. Fuiste engendrado como luz;  la luminosidad es tu naturaleza, por eso aúllas a la luna en medio de la noche, por ello temes ver la agonía del Sol, pero ahora me necesitas.Soy el ángel que viene por ti.
Soy quien siempre estuvo a tu lado: fiel, leal, inseparable. 
Soy el ángel oscuro de tus pesadillas.
Soy quien trae agujas y dagas para traspasar y agujerear tu cuerpecillo.
Soy el ángel que merodea tu alma y Tu“aquí”.
Soy quien se queda, mientras otras alas huyen de tus manos. 
Soy la sombra velando tus desdichas.
Soy quien motiva las mentiras con que fabricas tu autosugestión.
Desde el inicio de los tiempos, cada paso que emprendiste se deslizó solo, huérfano, sin tibieza, sin siquiera levantar polvareda. Cada paso dado, fue un destierro desprovisto de conocimiento, sin saber de dónde venías, ignorante del final de tu camino ¿Para qué levantar la mirada si al frente, la nada es lo constante?  
Ni siquiera tienes la sensibilidad que amerita el abandono. Sólo se le puede quitar algo a quien algo tiene, pero… ¿a ti?  ¿De qué se te puede despojar sin nada te pertenece? Tenemos una cita impostergable. Te estoy aguardando…
¿Trajiste lo que te pedí?


----------------------------------------------
EL PROFETA Y LA LETRA VANA

-Que la niña no cese de tañer su laúd,que no deje de cantar, porque esas melodías también hablan de mí.

¿Estás convencido que es el réquiem apropiado para despedirte? ¿Quieres irte oyendo su canción?  ¿Para qué levantarías la mirada si las visiones de este mundo ya no son tuyas? Tú te estas yendo. Culmina tu última danza, Likaón. Tus piernas están flaqueando, tus brazos y manos se debilitan.Tu mirada se nubla; caes de rodillas y lloras en silencio.

-Que la niña no cese de tañer su laúd, que no deje de cantar, porque esas melodías también hablan de mí.

Yo soy el único testigo de tu agonía, lobo errabundo. 
“Quien no ve, no quiere, y quien no quiere, no puede ver”. 
Aquí estoy. Yo sí quiero y puedo verte. Quiero presenciar tu caída y regocijarme con tu resurrección. 
“Nadie puede arrebatarte lo que jamás tuviste” Todo fue un sueño ajeno que por piedad te concedí. Toma mi mano y déjate llevar.

-Que la niña no cese de tañer su laúd, que no deje de cantar, porque esas melodías también hablan de mí.

Eres un estúpido, Likaón. Te ofrezco el matadero, una palpable solución, pero te aferras a una nana de quimeras, acunando tu entelequia ¿Quién cometió el error de darle humanidad al lobo? ¿Quién te diseñó creyente? ¿Quién te hizo Quijote y demente? Soy tu final, soy tu muerte y vendrás a mí mirando pendular tus latidos del brazo de un farol.

--------------------------------------------------------
YO REZO, YO TAMPOCO

Si muero, descansaré de esta existencia que me duele. Me iré sin haber defraudado al ángel. Él revoloteará entre mis cabellos y mi mente al partir. Lo sé…
Si me sumo en la demencia, aunque se partan los baúles de mis demonios, no me enteraré. Serán mis torturantes quienes carguen al despojo de ese que alguna vez fui. Acaso, yo ría a carcajadas.
Más, si recupero mi espada y armadura, vendré a luchar por ese ayer negado; abrazaré a los portadores de tibieza y correré, sonriendo, en sentido contrario al viento.
Cuando baje a los infiernos, lo haré rememorando al duende que reptaba sobre mi hombro cual oruga, alumbrando mi camino a seguir.
¡Voy por ti, Lucifer! ¡Suelta a tu jauría, que al final me ocuparé de ti!
------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario