Amazon Deals

miércoles, 23 de abril de 2014

UNAS PALABRAS, Gualberto Cruzado Leyva (y antología)

Unas palabras


Sólo unas palabras
Desearíamos decir tantas cosas, expresar muchas palabras; pero si nuestros actos no tienen armonía con lo que pensamos, somos indolentes con nuestra existencia – la cual es Misericordia del Dios altísimo-, y nos traicionamos a nosotros mismos si el amor que prodigamos son teorías arrojadas al viento cuando nuestros actos son las antípodas de la fe que predicamos.
Entonces haciendo uso adecuado de la palabra – eso creemos ¡perdónenos por favor!-deseamos darle tributos y alabanzas a quien nos proporcionó, caminando a través del camino que trazó; pues, la alabanza, la honra y la Gloria sea sólo para ÉL.
Atentamente,
LOS CAMINANTES


SOLO HAZLO
Mejor dame una sonrisa triste
que una triste sonrisa
que demostrará tu vacío corazón
que demostrará mi corazón vacío.

Tu mirada
me insta a hacer muecas,
muecas que a la vez son gestos,
gestos que alguna cirugía transformó 
a crocantes palabras,
palabras que las hice mías
y ahora las escribo sobre inocentes cristales.

OTRA VEZ
El esperar impacienta mi alma:
dudas, ideas, pronósticos… tonterías suben a mi cabeza.
Creo, acepto, me niego y sentencio lo que acabo de hacer…
siempre para arriba, sin lamento, sin reproche, sin llanto,
sólo con el lenguaje de las rodillas conversando
sabiendo que nada de esto es un error… sólo la realidad.

Me di cuenta que siempre busqué algo
que mil pretextos y excusas puse delante de lo que siempre quise
que sí seguía esperando acabaría dañándome por completo
sólo tenía que dejarlo salir,
sólo tenía que amanecer… otra vez.
ANTONIO VILCHEZ PLATERO
CALIDO INVIERNO
Hoy  descubro… Viendo el  futuro,
solo quiero ahogar el presente así desaparecer el alcohol,
y las  ganas de querer un sentimiento que sea realidad,
a veces vuelo simplemente recordando…
buscando salir de aquel juego, puro teatro y sonido…
son las palabras y colores de una madrugada angosta,
que aunque parezca hablarme… solo me dice lo torpe que fui,
si solo dejaría un recuerdo;
diría que la inspiración no llega en cualquier momento… siempre esta ahí,
simplemente dormida, al despertar cura mi soledad… y lo empeora al irse,
dejando mi … alma,
en un desierto ahogándose de obsesión de escribir,
siento que mañana al despertar el error estará ahí,
me esconderé  atrás de la puerta que un dia imaginè,
creo  imposible caminar  en un te quiero,
tal vez si cayera un grano de esperanza del  cielo,
empacaría mis sueños… y podría mirar con los ojos vendados,
por lo tanto, veo regresar aquella sombra,
desvaneciéndome cada vez que me acerco,
buscando el consejo de la cordura,  siempre llega tarde,
quizás porque me sorprendió la vida en el  alma …
para salvarme ahora.
ANDRE  SAGUMA  LYNCH

UN PASEO CON PAPÁ
Un día todo triste mi papito
me envolvió en poncho fraternal
para que estuviese muy acurrucadito
defendiéndome del helado vendaval.

Él tiritaba de frío, dábase diente con diente
por darme su ponchito para mi abrigo.
Él combatía a la llovizna indolente
cual soldado valiente combate al enemigo.

¡Llovizna! ¡Lloviznita no te irrites por favor,
no hieles la sangre, no hieles nuestras almas!;
 porque mi papito ya no tiene el valor
de sostener las ocas en sus extensas palmas.

Lloviznita de las praderas jalquinas
mis lágrimas están tersas y congeladas.
Lloviznita de las praderas jalquinas
déjame sacar mis oquitas anteadas…

Papito. Héroe de la abnegación
tu poncho es extenso, ven por acá
yo te doy el fuego de mi corazón
y la llovizna no nos vencerá.

Recojamos nuestras ocas deliciosas,
encostálalo. Yo jalo la potranca,
ponle las caronas mapiosas
y bájale bien la arritranca.

Ya alisté toditas las cosas.
Vámonos de esta extensa jalca,
vámonos a hacer conservas sabrosas
en nuestra casita de Cajamarca.
GUALBERTO  CRUZADO LEYVA

1 comentario:

  1. Gracias Benjamín, para cuando vaya que disfrutar de unos cuantos "Tacos"
    Un abrazo
    Gualberto

    ResponderEliminar