Amazon Deals

martes, 3 de junio de 2014

OCTAVIO PAZ, UN "INCÓMODO" POLÍTICO CULTURAL, Notimex

Octavio Paz, un "incómodo" político y cultural

Notimex| El Universal
17:05MADRID | Martes 03 de junio de 2014
Alberto Ruy Sánchez, Juan Manuel Bonet y Basilio Baltasar dialogaron sobre su labor intelectual como parte de las actividades en España por el centenario de su nacimiento 
El poeta mexicano Octavio Paz fue incómodo como intelectual, tanto en su análisis de la política como de la cultura y el arte, al apegarse a sus pasiones que se nutrían de su cada vez mayor conocimiento de ello.
El escritor mexicano Alberto Ruy Sánchez, el crítico español de arte y literatura Juan Manuel Bonet y el editor y escritor Basilio Baltasar, dialogaron sobre la labor intelectual de Paz como parte de las actividades en España del centenario del nacimiento del poeta.
En el evento organizado por el Centro de Estudios Mexicanos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en España y realizado en el Instituto Cervantes, los tres destacaron que fue en temas como el surrealismo, el comunismo, la política nacional mexicana sobre lo que más polémica generó.
Acompañados del coordinador de la Conmemoración del Centenario de Octavio Paz en España, Aurelio Major, coincidieron también en que Paz recibió en su momento algunas de las peores críticas por defender sus ideas.
Ruy Sánchez, quien trabajó de cerca con Paz, expuso que el autor de "Libertad bajo palabra" tenía como pasiones "la poesía, el corazón, el erotismo, el futuro y el placer de la edición, con la poesía como eje" que se ve reflejado todo ello en su trabajo intelectual.
Recalcó que es al regreso de Paz tras sus dos estancias en el oriente, cuando volvía a México con deseos de generar cambios, principalmente después de 1968 cuando "lucha contra la ideologización y quiere la transformación del país en una democracia".
Basilio Baltasar sostuvo que Paz "estaba de lleno en discusiones que remueven las emociones, la ideológica, y eso no es gratis para los intelectuales", y ya en sus escritos echa en falta "un tercer lugar donde el intelectual pueda pensar sin ser sospechoso de pertenecer a una de las facciones en disputa".
"Tenemos una deuda pendiente con Octavio Paz, que nos enseñó a mantener el equilibrio entre la desconfianza y el respeto. Nos dejó una lección que es también la capacidad de resistencia en territorio conflictivo", aseveró.
Por su parte, Juan Manuel Bonet recalcó que en sus escritos de arte el poeta "buscó a solitarios", se interesó por lo que no era la tendencia general y tras haberle gustado mucho el muralismo "se rebela y por eso se apunta en el surrealismo".
Refirió la labor de destacar a muchos autores del surrealismo tanto en Francia, como los exiliados en México como Remedios Varo, Leonora Carrington y otros, así como el papel que marcó en su trabajo como conocedor de arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario